May 8 2017

Oportunidades Productivas Laborales

Los proyectos implementados en las comunidades, generen oportunidades productivas de empleo para el desarrollo de las personas, mejorando a su vez la calidad de vida que poseen.

Uno de los proyectos implementados es el de Gallinas Ponedoras de huevos, y del que queremos contarles un poco más.

Para realizar esta labor, existen algunos factores que debemos tomar en cuenta para que la crianza sea efectiva y provechosa:

  1. Las gallinas regulan su ciclo según la disponibilidad de la luz solar, por eso en invierno cuando hay menos luz, la producción de huevos disminuye o incluso puede interrumpirse. Para evitar esto, se puede contar con un calendario de luz, ya que al principio necesitan 22 horas de luz pero con el paso del tiempo las horas de luz se van disminuyendo.
  2. Es importante alimentarlas bien, y ayudarlas cada cierto tiempo con dosis de calcio que las mantengan sanas, evitando así el canibalismo entre ellas ya que la falta de calcio suavizan los huevos y se los comen.
  3. El proceso de cambio de plumas de una gallina (pelecha) puede durar entre 40 – 60 días, éstas caen de golpe o gradualmente, sucediendo al año de estar produciendo, por lo tanto se recomienda vender las gallinas, ya que la producción baja.
  4. Una gallina puede comenzar a poner huevos (ciclo de postura) a partir de las 18 a 20 semanas, teniendo el punto de postura más alto a partir de la semana 24 que es cuando un 95% de las gallinas que se tienen, ponen diariamente. El ciclo de postura puede durar hasta un año que es cuando inicia la pelecha y es recomendable vender la gallina.

El programa se ha ido mejorando con cada paso implementado, dando lugar a la obtención de ingresos económicos con los que antes no se contaban, garantizando una mejor calidad de vida y fomentando el desarrollo de las familias y personas involucradas.